Reseña: The Survival Kit (El Kit de Superviviencia)

·



Título: The Survival Kit (El Kit de Supervivencia)
Autora: Donna Freitas 
Fecha de Publicación: 11 Octubre 2011
Idioma: Inglés 
Género: Young Adult 
Precio (A través de BookDepository): $16.99 (app. $8.200)


¿Por qué razón, cuando perdemos algo grande, comenzamos a perder todo lo demás que viene con eso?

Rose Madison tiene 16 años. Es una porrista, de esas que vuelan por los aires. Es la novia del chico más guapo de la escuela, el que resulta ser también el mariscal del equipo de fútbol. Ha sido la reina del Baile de Bienvenida y todo el mundo la quiere.

Suena como a la típica historia de Secundaria a la que estamos acostumbrados, ¿cierto? Peleas entre la chica Popular y la no popular, las peleas entre amigas, el típico romance de "chica conoce a chico guapo y cae rendida a sus pies apenas lo conoce"... Pues déjenme decirles, que este libro está totalmente alejado de eso. Y no solo por no recurrir en estos temas que ya están taaan trillados, sino porque su fondo, lo que te deja, es realmente hermoso.

Rose tiene 16 años cuando su mamá muere de Cáncer. El día de su Funeral, Rose va a su armario y junto a un vestido que ella siempre quiso usar, encuentra una bolsita de papel café que para ella era muy conocida, su mamá siempre las hacía, pero nunca le había dado una a ella: Un Kit de Superviviencia... un Kit que siempre contenía cosas esenciales para ayudar a alguien en un momento de incertidumbre, para poder salir adelante.
No se atreve a abrirlo, todo está demasiado reciente y lo guarda para abrirlo en el momento en que esté lista.

Chris y yo continuamos por el pasillo hasta que llegamos a la puerta de mi clase de Español. Él me miró y sonrió. Tanto como yo intentara pretender que las cosas estaban bien, cada parte de mí se sentía tensa e incómoda y mal, y así que cuando él se inclinó para besarme, me pregunté si mis labios se sentían tan fríos y congelados para él como se sentían para mí.
Así conocemos a Rose tres meses después de la muerte de su mamá: está atemorizada, triste y desolada, con un padre que parece más un hijo, el que no hace más que beber para poder borrar los recuerdos, por el que vive atemorizada que sufra un accidente, un hermano que está lejos y que aunque sabe que está ahí para ella, no está para ayudarle a afrontar los cambios que se dan en su casa, un novio que, aunque lo intenta, no logra dimensionar la profundidad de la pena de Rose; ella se ha cerrado a cualquier contacto físico, pues no se siente correcto, no se siente ella, no puede evitar tensarse cada vez que Chris, su novio, la toca. Rose se ha alejado de todo aquello que pueda recordarle a su mamá: no escucha música, ha dejado de ser porrista porque fue en una práctica cuando supo que su mamá estaba en el hospital, no puede pisar la cancha de fútbol por la misma razón anterior... se ha encerrado en ella y el dolor no la deja ver más allá.
La única persona que no aleja es a Krupa, su mejor amiga. Un personaje fresco, carismático, tierno, adorable, extrovertido y único. Un personaje tan bien hecho, tan dinámico y constante, que no puede no quererse, no proyectar a tus propias amigas en su forma de ser.

¿Qué harían ustedes si algo así les sucediera? Esa fue una de las cosas que estuve preguntándome durante todo el libro y no pude menos que sentir terror y pavor de llegar a sentir todo la soledad y pena que sentía Rose. La muerte de un padre es algo que se sabe, que en algún momento tiene que llegar pero que todos colocamos bajo un millón de piedras porque no son pensamientos agradables... para nadie.

Cuando Rose se atreve a abrir el Kit que le dejó su mamá, se encuentra con objetos que no tienen un significado claro para ella, pero esa es la idea: saber cómo usarlos, cuándo, con quién. Y el "con quién" es importante, pues esto es algo tan suyo, tan secreto, un tesoro tan importante, que no puede compartirlo con cualquiera.
—Um. Bueno. Supongo que tengo que averiguar cómo plantar algo en nuestro jardín, que se supone que florezca en primavera. Peonias. Aparentemente, son especiales y realmente no sé lo que estoy haciendo y es importante…—¿Estás pidiéndome que te ayude? —me interrumpió. Tragué, nerviosa por esos ojos suyos.—La verdad es que sí, lo estoy. Me gustaría tu ayuda.
Es aquí cuando aparece nuestro su caballero de blanca armadura. Will es el chico que se ha hecho cargo del jardín de la madre de Rose desde que ella murió. Él también tiene sus propios fantasmas, sus propios dolores: su papá también murió de cáncer algunos años atrás. Por lo tanto, sabe por lo que está pasando Rose, entiende lo que nadie más entiende: el miedo, el no saber qué hacer.
Will es el jugador estrella del equipo de Hockey... y aquí termina su parecido con cualquier prototipo típico de "guapetón de la historia". Will es reservado, silencioso, de bajo perfil, tranquilo... todo eso cuando está dentro de las paredes de la escuela.
Pero con Rose, a solas con ella, se ha formado un vínculo exquisito, tierno: ríen, comparten historias, secretos... sentimientos.
La historia entre ellos no es de aquellas que pasa en algunos días, un "amor fulminante", un "te vi y me enamoré". No. Y eso es lo que más me gusta de todo. Porque, ¿cuándo en la vida real han visto un amor a primera vista? Señores: el amor se construye con tiempo, a base de confidencias, de risas y de secretos. De complicidad. Pensé que la literatura ya había olvidado eso... pero este libro me demostró que no C:
Cada día antes de irme a la escuela, tomaba el corazón de cristal de un diminuto plato en mi mesa de noche y abrochaba la cadena alrededor de mi cuello, cuidadosa de mantenerlo oculto bajo las camisetas y los suéteres en los que me envolvía para evitar el aire helado. Llevaba ambos corazones, el mío, lleno con crecientes sentimientos por Will y el regalo de mi madre, como secretos.
No puedo no derretirme de amor y ternura ante la relación de Rose y Will y no sólo porque sea una romántica empedernida, sino porque son tan reales, son tan simples y lindos y además, complejamente complejos. Son perfectos :)

Y no todo es amor, la verdad. Hay tristeza, trazos de una pena tan profunda que realmente te deja con un nudo en la garganta y con muchísimas lágrimas en la cara. Una prepotencia gigante ante un papá hundido en su miseria que no es capaz de darse cuenta de que tiene una hija que lo necesita, algo que pasa en los duelos, algo que puede ser común y que no se da sólo en una historia escrita por alguien al que se le dan bien las letras. 
Es real, eso es lo que más me gusta de este libro.

Todos los personajes están hechos de una forma especial, están bien construidos y no hay ninguno que pase como un avión y no de su pequeño granito de arena en el corazón del lector: Kecia y Tamika que no se rinden con Rose, que no porque "ella quiera espacio" la van a dejar de lado, amigas que en verdad entienden y están ahí cuando se les necesita, aún si uno no las quiere tener al lado.
La abuela Madison. Uno de mis personajes favoritos, si es que no es el favorito de todos: una mujer fuerte y sabia, inteligente, sarcástica, que muestran una coraza al mundo pero que, por dentro, es tan tierna como una hoja de lechuga. Una mujer de corazón tierno y preocupada, que con sus frases inteligentes me iluminó el libro.
—Sí, lo tengo. Y te llamaré más. Pero esto no es para hacerlo por teléfono —dije. Antes de que pudiera acobardarme, caminé hacia la abuela y envolví mis brazos alrededor de ella en un gran abrazo. Ella se sentía tan delicada, tan delgada y frágil, cuando todo acerca de su personalidad era tan fuerte y severo. Me devolvió el abrazo y sus llaves chocaron cuando cayeron al suelo—. También te amo, abuela —susurré, finalmente respondiendo lo que ella me había dicho anoche en la cena—. Y gracias. —Cuando nos separamos, recuperé sus llaves de la entrada y se las tendí—. No quieres toparte con el tráfico. —Puse mi mejor sonrisa a través de la tristeza, observando cuando ella se metió, ajustó los espejos y dejó que el auto se calentara. Antes de dar marcha atrás, bajó la ventanilla.Sus mejillas estaban teñidas de lágrimas.—Llámame, Rose —dijo.—Lo haré.
No suelo leer libros con Protagonistas que tienen 16 años. Lo sé, soy racista de edad, pero suelen ser básicas de pensamiento, caer siempre en los mismos tópicos y ahogarse en vasos de agua y realmente ya no soporto leer más de eso. Pero Rose hizo que me llevara una sorpresa de las buenas: si bien al comienzo me daban ganas de golpearla por su pensamiento de "no soy nadie si no soy la novia de Chris", "no soy nadie si no llevo su chaqueta" o sea, qué clase de persona piensa eso D: con el pasar de las hojas no pude más que encantarme con su forma de ver las cosas, su mirada del mundo, como fue creciendo y madurando, aunque fuera de golpe y por obligación, supo sacarse el estigma de "chicas de 16 años tontas y superficiales".


Donna Freitas me encantó con su escritura, con la forma fácil y compleja a la vez en la que exponía los pensamientos de los personajes, mezclando risas con llanto, como fue capaz de lograr que sintiera cada una de las emociones como si fuesen reales, como logró que entendiera-odiara a un padre hundido en su sufrimiento, darle un nuevo sentido al amor y como fue capaz de darle un sentido único y hermoso a cada una de las cosas en el Kit, relacionarlas unas con otras y de la brillante idea de como unas cosas pequeñas y mundanas, con la ayuda de la gente perfecta, pueden realmente ayudar a alguien a salir adelante. 

Se los recomiendo a ojos cerrados <3
Esto es lo que me imaginé cuando vi mi cometa, mi hermosa cometa, con su corazón, su estrella y creyones, su nota y la flor brillando intensamente de la luz del sol detrás de ella. Sentí amor, dolor, alegría y todas las emociones de por medio, dejando que mi desgastado corazón roto se entretejiera de nuevo entre sí a medida que le decía adiós a mi madre.
Nuestras imaginaciones son tales regalos, solía decir.
Puntuación: 5/5


pd1: Quedan dos días para el concursoooooo, recuerden enviar su correo con sus puntos :D

Saludos con muchas colonias de bacterias u.u



9 comentarios :

  1. No conocia este libro, pero despues de leer la sinopsis y tu estupenda reseña me ha picado la curiosidad :)Me lo apunto por si lo encuentro.
    Un beso! Te leo.

    ResponderEliminar
  2. Megustó, le daré una oportunidad cuando se me pasen las ganas de leer sobre asesinos jajaj comoque ahora no va mucho C:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando se te pase el gusto sustón, leelo C:

      Eliminar
  3. hola no conocía el libro pero me ha llamado mucho la atención espero poder leerlo pronto ;)
    Te sigo.
    Si puedes pasate por mi blog se llama sumergida entre paginas.
    besos ^^

    ResponderEliminar
  4. una consultilla ... en BookDepository cuesta mucho el envió hacia Chile o el precio es razonable? C:

    ResponderEliminar
  5. Esta es Pauli de incógnito xD

    Romina, Bookdepository no cobra por el envío a Chile :D (y a varios otros países, tiene una lista en su página ;) ) da igual el número de libros que compres :) Y el precio de los libros es super conveniente así que vale la pena comprar ahí :D

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Yo quierooooooooooooo ♥ Will es taaaan amor!!!
    Volveré a mi papel de stalker C:

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por mi pequeña casa y dejar tu comentario :) Todas las opiniones son bienvenidas, sólo recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los demás ;)

De lápices con carbón y tinta© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012