Reseña: La bella durmiente - Sheri S. Tepper

·




Libro: La Bella Durmiente
Título original: Beauty
ISBN: 8466621415
Número de páginas: 378 
Autor/a: Sheri S.Tepper 
Editorial: Ediciones B

Bella, hija del duque de Westafaire y nacida en el siglo XIV, es condenada por una maldición que la sumerge en un letargo de cien años,no obstante Bella acaba viajando por el tiempo hasta el siglo XXI, descubriendo a lo que a sus ojos puede ser el último siglo de la humanidad, decide refugiarse en el siglo XX y cuando finalmente vuelve a su época, nace su hija (la cual parece fruto de una violación y vista a su madre, la cual resulta ser la Reina de las Hadas y empieza un recorrido por lugares extraños y mágicos. Además de descubrir las raíces de otros mitos y enfrentarse al Señor Oscuro.


El libro fue un regalo de mi novio. Lo conseguimos en un bello paseo por las calles de Valparaíso, buscando locales de libros usados, y nos encontramos con varios puestos donde tenían ejemplares nuevos, como también no tan nuevos; y él me regalaría cualquier libro que yo quisiera (*¬*). Y vi este, y la portada fue lo primero que llamó mi atención. Le preguntamos al tipo que estaba a cargo que tal era y dijo que era una novela romántica un poco adulta, y que me la recomendaba. Y yo estaba feliz!. Llegamos a casa y lo primero que hice (craso error), fue buscar alguna reseña u opinión sobre el libro, y lo que encontré no fue muy bueno...

Comencé a leerlo con bastante reticencia, y cada vez que avanzaba una página, menos me gustaba la historia.

La novela trata sobre Bella,  hija del duque de Westafaire, quien pesa con el hechizo hecho por una de sus tías, en el que al cumplir los 16 años, caerá en un profundo sueño de 100 años, que sólo un príncipe podrá romper luego de darle un beso. 

Aquí la historia suena muy linda y mágica, pero la realidad no es así. 

La madre de Bella, Elladine, no está con ella, pues su padre, el duque de Westafaire la acusó de brujería, encerrándola en una de las habitaciones del lugar durante un largo tiempo. Pasado una estadía, la mujer escapa sin dejar huella, pero sí una pista para Bella: una caja con un extraño tesoro.

He sacado la caja, he devuelto la piedra a su sitio y me he sentado ante el fuego para mirarla. La caja está hecha de pálida madera satinada, y aunque tiene una cerradura, no estaba cerrada. Dentro había un paquete de agujas y tres ovillos de hilo, un anillo con una piedra tallada y unas cuantas hojas gruesas de pergamino. Las he desenrollado y he descubierto que la primera hoja era una carta dirigida a mí.

Es aquí donde Bella decide buscar a su madre, escapando del hechizo y viajando en el tiempo, hasta dar con el País de las Hadas, donde finalmente deberá enfrentarse al Señor Oscuro junto a su madre y sus amigos. Pero para llegar a ese final, vive una cruda realidad y conoce la horrible sociedad que el Señor Oscuro ha creado. Guerras, distopías, violencia y maltrato; teniendo que vivir en carne propia la muerte de sus amigos y llevar el peso de su violación.

Diría más menos que las primeras 50 o 60 páginas fueron muy, muy lentas. En ellas, Bella nos cuenta su vida en Westafaire junto a su gato Refunfuñon y sus tías de nombre tan extraño como los vegetales, antes de cumplir sus 16 años. La lectura se hace bastante lánguida, describiendo la casa y uno que otro personaje. Cuando por fin cae el hechizo en el reino, la historia toma algo de vuelo y no te das cuenta cuando ya haz leído unas 60 u 80 páginas más. De aquí en adelante, a pesar de que no pude evitar saltarme párrafos que para mi no venían mucho al caso, los saltos en la historia de la humanidad, gracias a sus botas y su capa de invisibilidad, te mantienen bastante atento; pero si te pierdes, debes volver a la hoja anterior para entender qué está ocurriendo. Debo destacar también, que si no estás 100% concentrado, no entiendes los cambios de nombre que Bella hace en el libro.

Sobre los personajes, debo decir que hay bastantes, y si los nombrara todos creo que la reseña se alargaría mucho, pero puedo contarles sobre aquellos que me encantaron como buen cuento de hadas. Primero está
Bella, el personaje principal, que crece a medida que la historia avanza, tanto físicamente, pues pasa de ser una niña, a una joven, luego a una adulta y finalmente a una anciana, como también psicológicamente. También esta Giles, el chico del que Bella estuvo enamorada desde niños, y que el padre Raymond mandó muy lejos para que nada "indecente" ocurriese entre ellos.Gracias a Dios, volvieron a encontrarse, se amaron, se separaron, sufrieron, y volvieron a estar juntos. Bill, su amigo del siglo XXI, con el que suspiraba feliz cada vez que lo encontraba en las hojas de la novela. Israfel, que me encantó desde un principio porque era un ángel, y porque amaba y se preocupaba de Bella de una forma muy especial. Thomas el poeta que me cayó bien sólo por ser un humano. Los Bogles, Puck y Fenoderee que cuidaban y acompañaban a Bella en todo momento. Giles Edward Vincent Encantador, su bisnieto, que pasó de ser una simpática rana, a un príncipe encantado con la tarea de despertar a su bella princesa con un dulce beso. Y finalmente Refunfuñón, que durante toda la historia estuvo junto a Bella gracias a su hijos, nietos y bisnietos gatunos.

–Quiero que te quedes con esto –dijo Israfel, quitándose un pañuelo del cuello y colgándomelo. Era de seda escarlata, con franjas de plata y oro en los bordes–. Es real, no encantado. Yo lo tejí, con mis propias manos. Cuando entremos, ponte las botas y la capa y vete a casa, a Westfaire.
–¿A Westfaire? Pero Carabosse dijo que él miraría allí.
Israfel me besó suavemente.
–Lo habría hecho. Oh, sí, mi amor, lo habría hecho, habría mirado allí. Pero ahora creemos que no tendrá tiempo.
–No puedo dejar que entres ahí solo –dije. En ese instante fue Giles, fue Bill, fue todos aquello a los que yo había querido. No podía dejarlo ir.
–No estamos solos. Ni tú tampoco. Y todavía tienes algo que hacer, Bella. Algo más importante que entrar de nuevo en ese agujero del infierno. Carabosse lo sabe. Yo lo sé.  
La historia es bastante densa, se cruza con varias historias mágicas más, como La Ceniciente y Blanca Nieves entre otras, y se enfoca mucho en la belleza interior por sobre la exterior, además de la naturaleza que nos rodea y que tanto destruimos, de la que potencialmente crearemos un futuro del que deberíamos comenzar a meditar desde ya.


Sheri S. Tepper:

"A veces me parece que toda la belleza se muere. Lo que me lleva a desear que no esté muerta, sino sólo dormida. Y eso me conduce a pensar en la Bella Durmiente y preguntarme si ella (es decir, Bella) no será una metáfora de lo que le ocurre al mundo en general: Bella nacida perfecta, Bella con una maldición mortal, Bella muriéndose… pero con la esperanza mágica de poder ser despertada de nuevo, tal vez por el amor. El resultado de todo ello es La bella durmiente , una novela sobre el espíritu humano, un cuento de hadas con la extensión de un libro, una meditación sobre temas de religión… o tal vez sólo una plegaria."  


Recomiendo el libro para aquellos que gustan de novelas  adultas y maduras, pero si buscas aventura y romance juvenil, creo que esta novela te puede llegar a desilusionar.


Puntuación 3/5

Saludos y cariños a todos.

 


4 comentarios :

  1. No conocía esta novela pero por lo que cuentas creo que terminaría aburriéndome con su lectura, así que lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. yo también qiiero un novio que me regale libros *-*
    fuera de eso... el libro no suena de los que me gustan, se ve un tantito denso u.u

    gracias por la reseña caracola!

    ResponderEliminar
  3. Hola pequeña Naty:3

    Pues no creo que lo lea, estoy cansada de libros densos por ahora u.u
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Llevo 100 páginas leidas y me aburre. No entiendo como le pueden dar un premio a este libro. Es denso, mucha letra y poco contenido. Lo dejo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por mi pequeña casa y dejar tu comentario :) Todas las opiniones son bienvenidas, sólo recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los demás ;)

De lápices con carbón y tinta© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012